By Anfitriona

¿Por qué hacemos gestión de alquileres turísticos en Vigo y Galicia?

Siempre le cuento a los propietarios que empiezan a trabajar con nosotros cual es la razón por la que hacemos gestión de alquileres turísticos en Vigo. Y la verdad es que creamos esta pequeña estructura llamada Anfitriona para dar servicio a nuestros propios inmuebles.

Luego decidimos compartir la estructura con otros clientes y amigos, nosotros les hacemos un favor y ellos nos ayudan a compartir gastos. Pero la gestión de alquileres turísticos en Vigo y Galicia no es nuestro negocio principal. Ni siquiera nuestro negocio secundario.

Las cuentas de la gestión de alquileres turísticos en Vigo -y Galicia-.

Un apartamento tipo genera en Vigo unos 10.000 euros; nosotros cobramos unos 2.000 euros. Para el propietario suele ser una buena cosa: por un lado le saco un problema del medio; y por otro lado le generamos más ingresos que cuando lo hace el propietario por si mismo -estamos muy encima de SEO, de precios, de reservas, de optimizaciones, de los eventos de Vigo, etc-  El propietario gana más con menos esfuerzo. Y nosotros también ganamos algo. Así que todos contentos!!

Dos mil euros es mucho en valor absoluto. Pero si pensamos en términos empresariales y mensuales, no es tanto. Después de gastos generales, de impuestos y demás, lo que restan son algo más de 100 euros al mes. Y con esos 100 euros debemos gestionar las reservas -suponen 20, 30 40 emails al mes-, ir a entregar llaves -3,4 o 5 al mes-, establecer correctamente precios, reponer consumibles, gestionar las incidencias y una largo etcétera. Hacer todo eso por unos 100 euros estaría muy al límite de ser un negocio rentable. Pero esta estructura nos permite gestionar nuestros apartamentos de la mejor manera y por eso lo hacemos.

Nuestros apartamentos, a día de hoy.

Hemos gestionado casi cuarenta apartamentos en el entorno de Vigo -muchos más si contamos el resto de España-. Esto nos da una amplia visión de la actividad del alquiler turístico. Y como decía, por eso lo hacemos.

Pero somos una empresa, además de dar un buen servicio y tener una amplia visión que nos ayude en nuestra actividad principal… nuestras cuentas deben cuadrar. Y a veces observamos como algunos -pocos- inmuebles nos hacen perder dinero; y también observamos como algunos -pocos- clientes no están 100% satisfechos con nuestro quehacer. Curiosamente, suelen ser los mismos.

Si un propietario no está 100% satisfecho o si no valora nuestro trabajo, dejamos de  trabajar con él. Las cuentas están tan al límite, que no vale la pena atender a un propietario que no valora nuestro tiempo.

Dar las llaves.

Porque nos encontramos a veces -muy pocas veces- con clientes que se creen que nuestro trabajo es “dar las llaves de su piso”. Y además esos -pocos, muy pocos- clientes consideraran que el trabajo de “dar las llaves de su piso” es un trabajo de segunda categoría, que somos trabajadores poco cualificados a los que tienen que “enseñarnos”. Esa es una sensación curiosa. Pero eso es harina de otro costal.

Si un propietario cree que lo más importante que hacemos para él es entregar las llaves al huésped, enseguida dejamos de colaborar con él. Son propietarios que no valen la pena.

La gestión de alquileres turísticos es mucho más que dar las llaves. De hecho, “dar las llaves” no supone ni el 30% del esfuerzo que hacemos. Pero…